Dossier de la Gran Logia

Untitled Document

DOSSIER DE LA GRAN LOGIA

“Aquí se reunió el 1er Congreso Masónico de Venezuela
Para Libertar al Simbolismo y hacerlo Soberano en el
Seno de la Masonería Primitiva”
Unión, Independencia y Libertad
Diciembre  1918.

PRESENTACIÓN

El día 1ro. de Agosto de 1917 se constituyó en Caracas un Comité Masónico que se denominó “Agrupación Masónica Legitimista de Venezuela", Club Masónico en que desde ese día se albergó la idea reformista, y el 5 de Agosto se dirigió a todas las Logias, a todos los Masones de Venezuela, demostrándoles el estado de ilegitimidad en que se hallaba la Masonería Venezolana para esa época, insinuándoles la necesidad de pensar en la creación de una Gran Logia Soberana, Autónoma, de Libres y Aceptados Masones, y pidiéndoles una manifestación formal de los Talleres a que pertenecían, Manifiesto que no solamente circuló entre nuestras Logias sino también entre todas las Grandes Logias del mundo, pues a todas se les remitió oportunamente; y tanto para allegar más elementos como para que ni Masones ni Talleres Nacionales pudiesen escapar al conocimiento de lo que se hacía, fundaron una Revista, El Mazo, Órgano de la agrupación.

El 5 de Octubre de 1918 se dirigió el Comité a todas las Logias de la jurisdicción invitándolas a un Convento o Congreso Masónico con el propósito de deliberar sobre la necesidad y utilidad de la creación de una Gran Logia Soberana, Autónoma, de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, tal como lo hizo otro grupo de masones INFLUYENTES en Manitoba (Canadá) el 28 de Abril de 1875, de donde surgió la Asamblea que se reunió en el Templo Masónico de Wuinnipec el 12 de Mayo del mismo año. Correspondieron a este llamado siete Logias, es decir, más del doble de las que, según las prácticas universales en jurisprudencia de la Institución, se necesitaban, pues desde el principio eran tres las Logias sustentadoras de la evolución reformista; siete Logias regularmente registradas, como se dice en términos precisos, y en plena actividad masónica, que se llamaban: “Independencia y Libertad”  Nº 5, de Puerto Cabello; “Alianza” Nº 8, (hoy la Fénix) de Valencia; “Victoria” Nº 9, de La Victoria; “Dios y Patria” Nº 68, de Tumeremo; “Protectora de las Virtudes” Nº 1, de Barcelona; “Bella Altagracia” Nº 24, de Cumaná; “Obreros de Paz” Nº 66, de San José de Río Chico. Además, sin sumarse a la formación del Convento, aunque reconociendo las razones de nuestro Manifiesto, asumió su autonomía, separándose de la jurisdicción de la Gran Logia de los EE. UU. De Venezuela, la Logia “Virtud y Orden” Nº 22, de Carúpano; e hicieron otro tanto después, la Logia “Asilo de la Paz” Nº 13 de Ciudad Bolívar y “La Unión Nº 49, de Guasipati.

Nombraron cada una de esas 7 Logias tres Delegados Plenipotenciarios con igual número de Suplentes unas, sin Suplentes otras, y se reunió la Asamblea en el Templo Masónico de la Respetable Logia “Independencia y Libertad” Nº 5 de Puerto Cabello, el día 19 de diciembre del año de 1918; celebraron sesión  inaugural; deliberaron sobre la conveniencia y utilidad de formar una Gran Logia que correspondiese al carácter de Autonomía y Soberanía que éstas tienen en el seno del Simbolismo en todo el Universo, con absoluta separación y sujeción a todo Cuerpo o poder extraños a éste; acordaron la creación de dicha Gran Logia; nombraron una Comisión que redactase las leyes necesarias, sancionaron en los días 19, 20 y 21 de diciembre, en sesión permanente, teniendo tres votos cada Logia, una Constitución, un Reglamento Particular, Estatutos Generales y Código de Procedimiento Judicial; eligieron funcionarios de la Gran Logia y la instalaron el 21 de diciembre de 1918, en el acto público más hermoso que registra la masonería nacional. Fundamentados en la jurisprudencia masónica más aceptada en esa época, puesto que para cada acto se buscó un modelo que sirviese de norma, hasta el punto de que la constitución adoptada fue una adaptación de la legislación de las Grandes Logias de Cuba y Puerto Rico, para que así nada se nos tachase. Se dio publicidad en la Revista El Mazo a todo lo que creyeron conveniente llevar a conocimiento de las Grandes Logias en el Expediente de creación y organización de la nuestra, y se les remitió de la manera más eficaz.

La Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, estableció su sede en la ciudad de Caracas, en el Templo Masónico de la Respetable Logia “Minerva” N° 2, territorio que consideró DESOCUPADO, toda vez que el poseedor en ese momento, carecía de legitimidad y por consiguiente la posesión era nula de derecho; y carecía de legitimidad por tres poderosas razones: Primero, porque en  su seno, en toda su jurisdicción, no se proclamaban los Antiguos Límites y no la conocían para entonces, siendo nuestra Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela quien primero la acogió en sus leyes; Segundo, porque para la época no estaba formada como lo prescribían los Reglamentos Generales de 1721, por los Maestros y Vigilantes de todas las Logias particulares regularmente registradas (Precepto XII); y Tercero, porque compartía el Poder Judicial y el Poder Legislativo con el Supremo Consejo del Grado 33º, que anulaba su Soberanía, y una Gran Logia que no es Soberana no es legítima.

Es así como este grupo de hombres posterior al magno 1er. Congreso Plenipotenciario, dan inicio a la apertura del compás de la fraternidad y es cuando la Gran logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, en su sede originaria, en la Casa Templo de la Respetable Logia “Minerva” Nº 2 en la ciudad de Caracas, comienza el camino de las Relaciones Internacionales. En este sentido y entendiendo la gran responsabilidad de la orden, en promover un mundo mejor y comenzando por la nutrición de los conceptos, se decide nombrar a unos hermanos en actividades en Europa, como lo fueron George Messerly, quien parte a Paris, después de ser fundador y secretario de la Respetable Logia “Minerva” Nº 2; Gathorne Young, quien hacía las veces en Inglaterra y el eminente Francmasón Edouard Quartier-La-Tente, quien estaba en Suiza, estos tres dignos hombres, fueron los delegados especiales en Europa de La Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela. Corre el año 1922, y comienzan los toques de puerta en los grandes orientes, teniendo como resultado que, en Francia se establecen relaciones con el Gran Oriente de Francia, dando así paso al inicio de las relaciones con “La familia Masónica latina”.

Por su parte y con el concurso de los criterios expuestos el Q.·. H.·. Young hace lo propio en Inglaterra en el intento de acercamiento a la “Familia Anglo-Mundial” que representaba La Gran Logia de Inglaterra. Cosa que para ese entonces su velocidad era muy lenta en la obtención de la respuesta, cierra este distinguido triangulo el hermano Quartier-La-tente en Suiza, quien además de ejercer varios cargos de relevancia Masónica dentro del a Gran Logia Suiza Alpina, la cual también forma parte de la “Familia Masónica Latina”, es el Gran Canciller del Bureau Internacional de Relaciones Masónicas, que posteriormente pasa a llamarse “Asociación Masónica Internacional”.

ADHESION AL BUREAU DE RELACIONES MASONICAS INTERNACIONAL

El Bureau Internacional de Relaciones Masónicas, es quien antecede a la “Asociación Masónica Internacional”, con sede en Ginebra, fuimos adheridos a esta entidad el 5 de Enero de 1920 y sus signatarios fueron el Respetable Gran Maestro Dr. Pablo Godoy Fonseca, así como el Gran Secretario, Dr. Francisco Jiménez Arraiz, en representación de la Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela y en contra parte el hermano Edouard Quartier-La-Tente. En acta de adhesión publicada en la misma fecha, así como la posterior publicación en el Boletín Oficial del Bureau, donde figuramos conjuntamente con las Grandes Familias Masónicas Mundiales, entre ellas la Anglosajona con sus tres máximas representaciones a la época, como lo eran La Gran Logia Unida de Inglaterra, con sede en Londres, La Gran Logia de Irlanda, con sede en Dublín y la Gran Logia de Escocía, con sede en Edimburgo, así como obteniéndose a lo largo de 98 años innumerables reconocimientos e intercambios con Grandes Logias, Grandes Orientes y Logias Regulares alrededor del mundo.

TRASLADO DE LA SEDE DE LA GRAN LOGIA A PUERTO CABELLO

El 29 de Marzo de 1924, previo el voto consultivo de las Logias confederadas, se modifican los artículos 4 y 22 de la Constitución para establecer la sede de la Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela en la ciudad de Puerto Cabello, Estado Carabobo, en el Templo Masónico de la Respetable Logia “Independencia y Libertad” Nº 5.

LA GRAN LOGIA SOBERANA DE LIBRES Y ACEPTADOS MASONES DE VENEZUELA Y SUS RELACIONES CON LOS GRANDES CUERPOS MASONICOS MUNDIALES CREADORES DE CLIPSAS.

CLIPSAS es la materialización asociativa de la iniciativa de Strasburgo. Veamos brevemente su implantación en el paisaje Masónico contemporáneo. CLIPSAS es la sigla por la que se conoce la Asociación Mundial de Grandes Logias más grande y más antigua del planeta. Su nombre deriva de las iníciales en francés de su nombre: "Centre de Liaison et D' information des Puissances Maconniques Signataires de L'appel de Strasbourg" (Centro de Enlace e Información de las Potencias Masónicas Firmantes del Llamamiento de Strasburgo), y se encuentra registrada en la Prefectura de París, Francia, con inversiones financieras en la Banca de Roma. CLIPSAS nace a consecuencia de lo antes narrado el 21 de enero de 1961, en la histórica ciudad francesa de Strasburgo, para dirigir al universo Masónico; Un documento trascendental llamando a restablecer entre los Masones la cadena de unión rota por lamentables decisiones unilaterales; a este llamamiento fuimos convocados según correspondencia recibida en nuestra Gran Logia en Puerto Cabello, donde y dados los hechos de trascendencia nacional que se gestaban para la estas fechas previas al desencadenamiento de sucesos muy violentos como lo fue “El Porteñazo o Insurrección de Puerto Cabello”, suficientemente documentada en la Historia Político-Militar venezolana; Los Masones, en particular los de nuestra Ciudad eran perseguidos e investigados por las autoridades de la época, en algunos casos privados de sus derechos civiles como el libre tránsito, viajes al exterior del país bajo sospecha de conspiración, esto dado por la relaciones poseídas y mantenidas en distintos entes y círculos de la localidad también frecuentados por los militares de esos tiempos, razón por la cual, infortunadamente no pudimos asistir a tan memorable cita. Pero con la seguridad de que algún día volveríamos a vernos juntos con aquellas potencias firmantes del tratado, con las que de manera individual nos reconocimos durante muchos años.

El pensamiento que impulsa a CLIPSAS nace como respuesta a la ruptura de la cadena de unión universal de la Orden impuesta con el pretexto de una pretendida Regularidad. Entendida para los efectos de este escrito, como una condición que emana del relacionamiento con la Gran Logia Unida de Inglaterra, que a su vez exige unilateralmente la adopción de una serie de dogmas. De allí lo de la "Libertad de Conciencia" que sirve de lema a la "Unión de Strasburgo", como también se conoce a CLIPSAS. Contraria a los enunciados exclusionistas dictados por La Gran Logia de Inglaterra. En realidad, CLIPSAS es la continuación en el tiempo del espíritu que animó a varias organizaciones Masónicas internacionales que se crearon por reacción contestataria a la agresión que en 1877 la Gran Logia Unida de Inglaterra hiciera al Gran Oriente de Francia. En 1900, en el Congreso Internacional de París la Gran Logia Nacional de España propone la creación de una confederación, idea que es retomada de los Congresos de Anvers de 1894, de La Haya de 1896, para finalmente concretarse en el de Génova de 1902 en que se crea el "Bureau International des Relations Masoniques" (BIRM), conformado por veinticinco Grandes Logias de Europa, América Latina y Egipto, reconciliando de paso a la Masonería alemana con la francesa que estaban distanciadas desde la guerra franco prusiana de 1870.

Cabe destacar para el conocimiento general de todos nuestros hermanos y para el orgullo de nuestra Gran Logia, que, el Gran Canciller del "Bureau International des Relations Masoniques" (BIRM), R.·.H.·. Edouard Quartier-La-Tente, era además el Delegado Especial en Suiza de La Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, por lo que nos hace el honor para la historia de la Masonería nacional, ser la primera Gran Logia de Venezuela en pertenecer a estas organizaciones de Carácter internacional según consta en los Archivos de nuestra Gran Biblioteca, con nuestra ACTE D’ADHESION en la sede de La Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela en Puerto Cabello, estado Carabobo. La organización inicial es encargada a la Gran Logia Suiza Alpina, y en el Congreso Internacional de Ginebra de 1921 el BIRM se convierte en la "Asociación Masónica Internacional" (AMI). Desde un principio la Masonería inglesa, escandinava y americana de blancos forman un bloque común contra la BIRM a pesar de que Londres asistió como observador a la reunión de 1913. La división definitiva de la Masonería mundial se concretó finalmente con la publicación unilateral de los 8 puntos de relacionamiento inter obedenciales publicados por la Gran Logia Unida de Inglaterra en 1929.

Un punto importante para La Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, lo representa el hecho de que hemos estado vinculados formalmente a estos cuerpos desde Enero de 1920, por gestión directa de su Respetable Gran Maestro el R:. H:. Pablo Godoy Fonseca y su Gran Secretario Francisco Jiménez Arraiz y su delegado Especial en Suiza Edouard Quartier-La-Tente; en esa ocasión se afilió junto con otras Grandes Logias, Colombia, Luxemburgo, Hungría, Alemania, Chile, Yugoslavia, San Salvador, Filipina, Checoslovaquia y Puerto Rico.

En 1940, al comienzo de la Segunda Guerra mundial la AMI estaba integrada por 42 Grandes Logias: 18 en Europa, 1 en Asia, 5 en América del Norte, 7 en centro América y 11 en América del Sur. Es decir, que Latinoamérica era Masónicamente Liberal. Posteriormente, las dictaduras europeas y los estragos de la Segunda Guerra Mundial hicieron desaparecer a la mayoría de las Grandes Logias del viejo continente, y la presión que ejerció Londres, junto con sus asociados de Estados Unidos, en Latinoamérica variaron la región hacia el dogmatismo anglosajón.

Debilitada, la AMI clausura sus trabajos en la Convención de París de 1950. De ahí en adelante la Confederación Masónica Interamericana (C.M.I.) fue el guardián fiel del nuevo statu quo en Latinoamérica, y desde esa época, en Venezuela es importante aparecer como "Regular" en el Year Book inglés y en el List of Lodge estadounidense, y hasta la década de los 80s este es el único estilo Masónico que se practica en el país. El segundo lugar en antigüedad y cobertura en el mundo lo ocupan las "Conferencias Mundiales de Grandes Logias Regulares", de línea anglosajona, a partir de su primera cita en la ciudad de México en 1995, habiendo celebrado hasta la fecha varias reuniones mundiales en Lisboa, Nueva York (en donde se redactó su constitución), Sao Paulo, Madrid, Nueva Delhi, Santiago de Chile, París, programándose la novena para la ciudad de Washington D. C. del 7 al 10 de mayo del año 2008 oportunidad en que la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones del Distrito de Columbia ofrecerá su hospitalidad. La coordinación de los trabajos y las reuniones de las Conferencias estuvieron a cargo de un Secretario Ejecutivo, dignidad que desde 1999 ocupó el R:. H:. Thomas W. Jackson, Ex Gran Secretario de la Gran Logia de Pennsylvania.

Por otra parte, existen diferencias básicas en los modos de actuar de las dos más grandes organizaciones mundiales. Por un lado, en las Conferencias Mundiales de Grandes Logias Regulares se deben someter a un examen previo todas las ponencias a presentar con el fin de que no sean introducidos temas polémicos a las deliberaciones. Por el contrario, en CLIPSAS las ponencias se presentan sin filtros previos. Igualmente, a los Coloquios de CLIPSAS puede asistir tranquilamente cualquier Masón del mundo sin importar que la Gran Logia a la que pertenezca no sea miembro del "Centro de Enlace". En las "Conferencias" todos los asistentes deben ser miembro de alguna Gran Logia de las que el grupo entiende como Regular. La cuestión del respeto a la particularidad de cada Gran Logia también es determinante. CLIPSAS acepta la singularidad de cada Gran Logia, sin imponer ni exigir nada a nadie dentro de la mayor tolerancia mutua. Por su parte, las "Conferencias" se apegan con firmeza a las condiciones impuestas por la Gran Logia Unida de Inglaterra y les exigen a su membrecía. Igualmente, existen grupos de Grandes Logias que se reúnen atendiendo afinidades como la Confederación de Grandes Logias Femeninas, regionales como la Confederación Masónica Americana (COMAM), nacionales como la que aglutina a 10 Grandes Logias del Perú, etc., pero todas ellas tienen en común que no poseen vocación universal. Confederación Interamericana de Masonería Simbólica (CIMAS). De todos modos, y dentro de sus particulares estilos de trabajo, CLIPSAS y las Conferencias Mundiales en cada cita se preocupan por tratar un tema de actualidad para la humanidad, o de estudiar conjuntamente algún aspecto del devenir Masónico, los cuales son tratados a grandes rasgos desde la perspectiva filantrópica que identifica a la Masonería anglosajona, de reflexión filosófica que distingue a la de Europa continental, o acorde con el discurso social que caracteriza a la latinoamericana.

Estas asociaciones de amplia cobertura son importantes en una humanidad globalizada en donde los líderes de la Orden deben tener cabal comprensión de lo que significa ser Masón en un mundo altamente tecnificado y comunicado. A CLIPSAS le cabe el honor de haberse anticipado a esta tendencia civilizacional y su condición de ser la Asociación Masónica de cobertura mundial más grande y vital que se impone en una función de servicio que no podemos dejar de admirar.

ÉPOCA ACTUAL:

Desde 1998 se ha venido incrementado notablemente la membresía de la Gran Logia a consecuencia de haberse federado varias Respetables Logias de diferentes estados del País.

La Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, luego de protocolizar toda su documentación ante los Registros Principales competentes, Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia de Venezuela, y finalmente en la Cancillería de la República Bolivariana de Venezuela con el debido registro y legalización del mismo se obtiene para este la Apostilla de la Haya, dando así el formal carácter Jurídico y de legalidad Internacional a nuestra orden.

Bajo la Gran Maestría del Honorable Hermano Héctor Enrique Maduro Ghersi,  así como de su Gran Secretario Jorge Arturo Pardo Bacalao, impulsados de las mejores disposiciones de los antiguos Respetables Grandes Maestros y autoridades de la Orden, son los signatarios ante importantes agrupaciones Internacionales como continentales, como lo son CLIPSAS, CIMAS y CCEPOMA, las cuales agrupan y hacen sentir en común a todos los iniciados en nuestros augustos misterios y caminos los preceptos privativos de Igualdad, Libertad y Fraternidad que nos han caracterizado y que un día permearon de nuestras logias para hacerse bandera de todos aquellos proclaman la paz del mundo.

El 21 de Mayo de 2011, en la 50 Asamblea General de CLIPSAS, celebrada en la ciudad de Estrasburgo - Paris, nuestra Gran Logia es ingresada junto con las Grandes Logias; Gran Logia Oriental del Perú, Grande Loge Unie Du Liban, Lithos – Fédéracion de Loges – Belgique y la Grand Loge Libérale d´Autriche. Desde entonces hemos estados presentes en sus Asambleas Generales celebradas en:

  • Estrasburgo – Paris 2011 (50 Asamblea)
  • Casablanca – Marruecos 2012 (51 Asamblea)
  • Lima - Perú 2013 (52 Asamblea)
  • Bruselas –  Bélgica 2014 (53 Asamblea) 
  • New York – EE.UU. 2015 (54 Asamblea)
  • Rotterdam – Holanda  2016 (55 Asamblea)  

La Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, se enrumba a celebrar 100 años de actividad masónica permanente, enarbolando siempre el pabellón del simbolismo masónico en Venezuela, y manteniendo siempre presente nuestro espíritu fundacional, en las palabras que digiere el Ilustre Francmasón, miembro de la Academia de la Lengua de Venezuela y destacado Diplomático, Don José de Austria, al inaugurar el Primer Congreso Masónico de Plenipotenciarios de Venezuela de 1918;

Nosotros somos un modesto grupo de Albañiles, pero de Albañiles que no quieren estarse ociosos, sino construir, construir, y aumentar en nuestro viejo edificio las luces que miren hacia todos los horizontes. Si, somos sencillamente Albañiles, pero podemos recordar con orgullo, y recibir el recuerdo como un estímulo, que nuestros Maestros de Obras han puesto en la Historia Faros que no se apagan nunca, ni aún bajo los más violentos huracanes, y han sembrado en la tierra maravillas de su arte y de sus manos, que no se desplomarán tampoco, ni siguiera por lo más infaustos cataclismos”.

Esta historia, continuara…

Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela - 2016

GRAN LOGIA SOBERANA DE LIBRES Y ACEPTADOS
MASONES DE VENEZUELA
Gran Oriente de Puerto Cabello, Edo. Carabobo, República Bolivariana de Venezuela
FUNDADA EL 21 de Diciembre de 1.918 (E.·.V.·.)
Miembro de CLIPSASCIMAS – CCPOMA
Número Telefónico: (0058) 242-3701552